Seleccionar página

Mi niño tiene caries, ¿ahora que debo hacer?

Dra. Lina Paola Ramirez

 Solicitar una Cita

La caries dental en niños

La caries dental es una de las enfermedades más comunes en la población infantil. Desafortunadamente, a pesar de muchas estrategias que se han realizado a nivel mundial, sigue siendo una de las causas más frecuentes de perdida de dientes y que afecta el bienestar de los niños que la sufren. Muchos papás sienten temor en llevar a sus niños a la odontología, en parte por la vergüenza que esto pueda generar, pero principalmente por el miedo de que el niño por temor no permita que se le realice el tratamiento, en muchos casos los padres acuden al odontólogo cuando ya es demasiado tarde y se deben realizar tratamientos más agresivos como la extracción de los dientes. Esto sumado al temor natural que los niños tienen a lo desconocido, hacen que cuando se quiera intervenir, se encuentren muchos obstáculos en la atención.

¿Pero porque ocurre esto?

 

Para empezar, vamos a explicar por qué ocurre la caries y que cosas puedes hacer para que la ayudes a curar, así es, la caries se puede curar en casa, pero debes tener esta información que te va a ayudar.
Definamos la caries como una enfermedad infecciosa que ataca la estructura del diente, desde su superficie más externa (esmalte) y que puede avanzar hasta la parte más interna (pulpa). Esta infección ocurre por una serie de factores que hacen que los dientes, sean más propensos a deteriorarse. Lo primero que debes entender es que la caries, ocurre por la acumulación de bacterias en la placa o biofilm, es decir en todos aquellos residuos que se van quedando sobre la superficie de los dientes cuando no los cepillamos o lo cepillamos mal. Es ahí cuando las bacterias aprovechan este alimento para seguir creciendo y proliferando. En condiciones normales, estas bacterias pueden ser normales, pero cuando consumimos alimentos con alto contenido de azúcar y carbohidratos, las bacterias se nutren de estos compuestos y crecen de manera rápida y prolifera. Muchos papás tienen la creencia que solamente los confites o dulces son considerador como azucares, pero hay muchos más alimentos que tienen altos contenidos de azúcar y carbohidratos. Por ejemplo, existen alimentos que consideramos “saludables” como lo jugos o refrescos de frutas. Pues bien, estos alimentos tienen un alto contenido de azucares libres y refinados, que son un alimento muy nutritivo para las bacterias que producen las caries. Hay muchos más alimentos que pueden causar este problema como por ejemplo yogures endulzados, postres, galletas, e incluso los alimentos de paquete o procesados, por ejemplo, paquetes de papitas, chitos, rosquitas, etc. Cualquier alimento que venga procesado y empacado. Estos alimentos no solo tienen carbohidratos, grasas saturadas y sal (que además de caries pueden causar diabetes u obesidad) sino que además su consistencia hace que se adhieran muy fácil al diente y que no se pueda retirar de manera fácil de las muelitas.

¿Entonces que debo hacer?

 

Todas estas características de los alimentos sumado a una ausente o mala higiene oral hacen que la boca se convierta en el mejor medio para que las bacterias sigan creciendo cada vez más y más. La boca baja su pH (es decir su acidez se hace más alta) y adivina qué, a las bacterias les encanta los medios ácidos porque allí crecen más fácilmente.

Teniendo esta información vamos a comprender qué podemos hacer para que la caries dental no siga atacando los dientes de tus niños.

El primer paso es tener esta información y hacer un análisis estricto de qué clase de alimento le estamos dando a nuestros niños. Chequea que tienes en tu alacena y que clase de alimentos les empacas a tu hijo para la lonchera del colegio. Si lo estudias e investigas bien, te darás cuenta de que muchas de las cosas que les das y consideras “sanas” realmente no lo son. El segundo paso es mejorar el cepillado dental de tus niños. Es necesario que acompañes esta actividad hasta los 9 años, que es cuando el niño ya tiene una mejor motricidad y puede hacerlo solo. Antes de esta edad, debes permitir que él lo haga primero solito y posteriormente los padres les refuerzan el cepillado. Utiliza siempre una crema dental con flúor, pregúntale a tu odontopediatra qué tipo de crema es mejor y las cantidades que debes usar.
Es importante también el tiempo y la frecuencia del cepillado, se recomienda un mínimo de 2 minutos por cada cepillado y una frecuencia de 3 veces al día; de esta manera ayudaras a eliminar la placa o capa de comida que se queda sobre los dientes y las bacterias no podrán seguir reproduciéndose. Ten en cuenta que además es importante acudir al odontopediatra para que te brinde mucha más información y que te ayude a crear estrategias para controlar la caries dental.
Hay buenas noticias, muchas de las caries las podemos no solo prevenir si no también controlarlas en la casa. Debes entender la importancia de los dientes de leche en los niños, no los menosprecies solo porque creas que se van a caer, ellos son muy importantes para la salud de lo niños.

Por último, recuerda que es mucho mejor prevenir que curar, acude a la Odontopediatra antes de que ocurra alguna lesión de caries, muchas veces esas pequeñas manchas blancas que observas sobre los dientes de los niños son el primer indicio de que algo no está bien. Acude sin pensarlo a tu odontopediatra, desde que tu bebe no tiene dientes y con seguridad te brindará todas las herramientas necesarias para que esto no avance y tu niño pueda conservar sus dientes lindos y sanos toda su vida.

 

Dra. Lina Ramirez