Seleccionar página

¿Los dientes de leche no son importantes?

Dra. Lina Paola Ramirez

 Solicitar una Cita 

Su Importancia

Uno de los motivos de consulta que más llega a mi consultorio, es la caries dental.

Desafortunadamente sigue siendo una de las principales enfermedades de la primera infancia y una de las primeras causas de consulta en odontología.

El panorama es desalentador, muchos niños están perdiendo sus dientes y muelas de leche, mucho antes de que su caída ocurra de forma natural. Es decir que cuando los padres acuden al consultorio quizá ya es demasiado tarde para conservar los dientes y la extracción es la primera elección.

¿Pero por qué ocurre esto?

 

La primera y principal razón es por la vieja creencia de que los dientes de leche “de todas formas se van a caer “y por lo tanto no son importantes. Así los padres muchas veces acuden, pidiendo como primera medida la extracción dental, pensando que como el diente nuevo va a salir, esto no tiene relevancia.

La segunda razón es la dificultad de muchas familias al acceso a los servicios de salud oral y por consecuencia la ausencia de medidas preventivas para evitar que todo esto ocurra.

Acá te voy entonces a explicar, porque los dientes de leche son muy importantes y porque debemos conservarlos sanos hasta que se caigan:

Lo primero que quiero que entiendas es que los dientes y muelas, tienen muchas funciones, para empezar, son el órgano por donde empieza el proceso digestivo, es decir el primer paso para alimentarnos es la masticación, entonces cuando por alguna razón, ya sea dolor dental o ausencia de dientes, no podemos masticar, el proceso digestivo empieza a tener complicaciones. Imagínate por un minuto que quisieras comer algo, pero el dolor de muela no te permitiera hacerlo o la ausencia de tus muelas dificultara la masticación. Entonces eso mismo ocurre con los niños, muchos niños incluso pueden llegar a tener complicaciones de salud, por la ausencia o daño de sus muelitas. Hay casos incluso de desnutrición severa y pérdida de peso, asociada a la dificultad para alimentarse.

Lo segundo que debes saber

Los dientes son importantes para otras funciones como el habla, la deglución y obviamente la sonrisa. Entonces un niño que pierde sus dientecitos antes de tiempo va a tener probablemente, problemas para pronunciar algunas palabras y también para deglutir, es decir pasar el alimento al tracto digestivo. Imagínate sin tus dientes de adelante, además del gran impacto de no tener dientes o tener los dientes dañados, vas a tener problemas para pronunciar bien.

Otro aspecto importante es la autoestima, son muchas las mamás que me cuentan que al niño le da pena sonreír por el aspecto de sus dientes o por la ausencia de ellos, aunque no lo creas esto genera en ellos inseguridad, porque su aspecto estético se ve afectado.

El tercer aspecto

Quizá el más olvidado o menos conocido, es la relevancia de los dientes de leche en el desarrollo de los dientes permanentes. Así es, los dientes de leche son como la mama o la guía de los dientes permanentes, ellos se encargan de mandar señales a los dientes permanentes que les indican, su tiempo de desarrollo y el espacio en donde ellos se van a ubicar. Por otro lado cuando los niños pierden sus molares o muelitas de leche, pierden el espacio en el cual va a salir el diente nuevo y luego cuando éste intente salir, ya no va a tener por donde hacerlo y buscara salir por otro lado o nunca saldrá.

Para completar este triste panorama, cuando los dientes de leche han sufrido caries o infecciones, pueden ocasionar que los dientes permanentes salgan con manchas o lesiones en su superficie que los hacen feos y opacos.

¿entonces que debo hacer si mi hijo perdió un diente antes de tiempo?

Lo primero que debes hacer es procurar que esto no siga pasando, es decir cuida el resto de los dientes para que este hecho no vuelva a ocurrir, toma todas las medidas necesarias, como la consulta odontológica, la corrección del cepillado y la mejora en los hábitos de alimentación.

Lo segundo es entender que debemos conservar el espacio del diente o la muela que se ha perdido. Para esto existen tratamientos con aditamentos llamados mantenedores de espacios que como su nombre lo indica ayudan a que los dientes y las muelitas que ha perdido tu hijo, se conserve y así el nuevo diente no tenga problemas al salir.

Y por último y más importante es ser consciente desde ahora de que puedes evitarle a tu hijo estos problemas, además de ahorrar mucho dinero, si inviertes en prevenir y no en curar.

Difunde esta información a tus amigos papas y mamas, para que comprendan la importancia de los dientes de leche y no cometan los mismos errores.

Acude siempre a la odontopediatra y cuéntale todas tus inquietudes, establece un cronograma de citas y ayuda a tu hijo a mantener una buena salid oral.